Author: joe`s mind
•22:14
  1. Fundamentos de la teoría de la imprevisión
    1. Origen de la teoría

Tenemos conocimiento del desarrollo de esta teoría desde la Edad Media, se dio con mayor claridad desde el Derecho Canónico, ya que este derecho buscaba la equidad1 en las relaciones contractuales. Se enuncia con la frase “Rebus sic stantibus”2 ; esto quiere decir que las partes entienden verdadero el contrato siempre que se mantengan las condiciones económicas bajo las cuales el contrato fue pactado, “cuando se hacia una promesa observando una determinada forma o recibiendo a cambio una determinada cosa, ya no era posible después sustraerse a la responsabilidad que de ella derivaba, alegando que tal promesa se había echo presuponiendo ciertos hechos o situaciones presentes, pasados o por venir, o bien presuponiendo ciertas cualidades en la cosa recibida a cambio”3

Desde las primeras décadas del siglo XX se le conoce con el nombre de “Teoría de la Imprevisión”, en cuanto a la posibilidad de modificar ciertos contratos de tracto sucesivo, por la evidente lesión económica para el acreedor debido a las alteraciones de las circunstancias originales que sufre el contrato por causas totalmente ajenas a las partes “las circunstancias debería ser imprevista y el fundamento de la teoría se encontraba en la necesidad de interpretar la voluntad dé las partes, de interpretar el contrato”4

A la legislación positiva fue llevado por primera vez en Francia, por la “Ley Falliot”, de 21 de enero de 1918, cuyo texto expresa: “Independientemente de las causas de resolución derivadas del Derecho Común o de los contratos, las transacciones y contratos celebrados desde el 1º de agosto de 1914 pueden ser resueltos, a petición de cualquiera de las partes, si se prueba que, en razón del estado de guerra, el cumplimiento de las obligaciones de uno de los contratantes traería consigo un gravamen cuya importancia rebasaría, en gran medida, las previsiones que pudieron hacerse, razonablemente en la época del contrato”5.

    1. Requisitos para estar frente a la teoría de la imprevisión

El profesor Abeliuk nos dice que el principal el motivo por el cual ha sido difícil de incluir esta teoría en la legislación positiva es que este “abre una posible vía de incumplimiento justificado”6 pero para reprimir esto se han incorporado restricciones que hacen de su aplicación un tanto mas certera para aquellos casos en donde es realmente necesario, lo cual enunciamos como los siguientes requisitos.

1. El acontecimiento que ocasiona graves trastornos en el equilibrio de las prestaciones de las partes debe ser imprevisible.

2. El acontecimiento debe ser ajeno a la voluntad de las partes.

3. Que este acontecimiento cause una grave perturbación en las condiciones generales de la vida económica y en el desarrollo general de los negocios.

4. Debe hacerse considerablemente más oneroso el cumplimiento de la obligación y causar al deudor grave daño.

5. Que el contrato sea de tracto sucesivo, que las obligaciones que emanen de él no sean de ejecución instantánea, sino de ejecución sucesiva, o que importen prestaciones diferidas o a plazo.

2.3 Aplicación en el ordenamiento jurídico Chileno.

Existen diferentes teorías en cuanto al proceder de la imprevisión dentro de nuestro ordenamiento jurídico;

a. La primera considera no procede admisibilidad de la teoría de la imprevisión, ya que nuestro ordenamiento positivo lo impediría. No resultaría lícito que judicialmente pudieran modificarse lo acordado por las partes en un contrato. Para esta doctrina su posición resulta fortalecida en el articulo 1545 del Código Civil, que concede fuerza de ley al contrato válidamente celebrado y en tal virtud sólo podría ser modificado por mutuo acuerdo de las partes o por causa legal, es decir, se le da prevalecimiento al principio del Pacta sunt servanda.

b. La segunda tesis hace reconocimiento únicamente doctrinal a la teoría de la imprevisión es decir si reconoce que se configura un hecho absolutamente imprevisto que afecte una relación contractual, y que este hecho convierte su cumplimiento en extremo oneroso aunque no imposible. Pero al momento de hacer efectivo este reconocimiento, esta tesis reconoce una limitante que por el momento no puede ser sobrepasada que es el Pacta sunt Servanda, consagrado en código civil en el artículo 1545, La única posibilidad en este caso para aplicar la imprevisión seria a través de una reforma legal que autorice su aplicación7.

c. La tercera tesis, en cambio, admite la posibilidad de aplicar en el caso concreto la teoría de la imprevisión, solo en la medida que concurran todas y cada una de las circunstancias de hecho que así lo autoricen. Para quienes así piensan, el pacta sunt servanda y nuestro articulo 1545, pueden ser superados en el caso de que todas estas circunstancias.

  1. Breve Análisis de la teoría de la imprevisión en el derecho comparado y su influencia en chile

La teoría de la imprevisión comienza a tomar forma mas estructurada, cuando los juristas del siglo XIX se dan cuenta de lo impracticable del racionalismo positivista, el que en la época estaba en su máximo auge con el código civil francés, “La premisa de que todo estaba previsto en la ley, unido al individualismo que elevo a la categoría de dogma el principio de la autonomía de la voluntad se torna insostenible, puesto que, la vida y los hechos, esto es, la realidad, sobrepasan la rigidez de las normas haciéndose necesario que el derecho se adecue a los hechos y no estos a aquel”8.

Como consecuencia de esto varios países en Europa y América Latina han incorporado a sus legislaciones la teoría de la imprevisión, por lo que analizaremos brevemente las condiciones y supuestos bajo las cuales ha sido incorporada esta teoría.

5.1. Italia

El Código Civil Italiano de 1942 es el primer cuerpo legal que incorpora la Teoría de la imprevisión. Esta tratada en los artículos 1458,1467, 1468, y 1469. Al leer estos artículos, podemos comprender claramente cuales son los requisitos esenciales para que esta teoría se aplique:

a. Que esta acción esté decretada por hechos extraordinarios e imprevisibles y que a su vez alteren de manera notable la equidad contractual

b. Que se pueda comprobar que se haya producido una onerosidad excesiva9

c. Que los hechos anteriores tengan una directa relación de causalidad, entendiendo por esto que los hechos extraordinarios e imprevisibles hayan ocasionado directamente la excesiva onerosidad.

Contratos a los cuales se les aplica:

a. A los contratos de tracto sucesivo independiente de su duración, ya que lo esencial es el aplazamiento y la oportunidad tardía o diferida de la ejecución

b. A los contratos de carácter unilaterales.

c. Y no se aplica a aquellos contratos en que la onerosidad excesiva se considere parte del riesgo normal del mismo, por ejemplo, la compraventa de acciones y otros símiles los cuales no tienen un precio fijo; por ende, no se aplica tampoco a los contratos aleatorios que han sido acordados de esta forma por la voluntad de las partes

5.2. Alemania.

En el derecho alemán se ha discutido ampliamente la teoría de la imprevisión pero no se ha llegado a establecer esta directamente en su norma positiva por lo tanto diferentes autores han creado doctrinas para darle aplicabilidad usando distintos artículos del código civil alemán10, entre ellos cuentan con uno de los más grandes precursores de la Teoría de la imprevisión, como es Karl Larenz y su reconocida teoría de la “base del negocio jurídico”, pero aun así Alemania no ha establecido la imprevisión positivamente en su legislación y solo se limito a regular la “imposibilidad absoluta de cumplir” en sus artículos 275 y 323 32.

5.3. España

La doctrina y jurisprudencia española han aceptado ampliamente la teoría de la imprevisión, lo que es de suma importancia para nosotros, puesto que existe gran similitud entre nuestro articulo 1545, considerado por algunos como valla insalvable para aplicar en Chile esta teoría, y el articulo 1901 del Código Civil español que dispone: “Las obligaciones que nacen de los contratos tienen fuerza de ley entre las partes contratantes y deben cumplirse al tenor de las mismas11. Si bien el derecho positivo español no prevé la revisión de los contratos por la alteración sobreviviente de las circunstancias, los partidarios de la imprevisión se han basado en el articulo 1258 del Código Civil para aplicar la imprevisión a las causas que sean sometidas al conocimiento de los tribunales bajo este argumento, además este articulo es muy parecido a nuestro articulo 1546.

5.4. FRANCIA

El ordenamiento jurídico francés no acepta la revisión por excesiva onerosidad sobreviniente de los contratos afectados por acontecimientos extraordinarios e imprevisibles. “La Corte de Casación francesa no ha sido partidaria de la Teoría de la imprevisión sosteniendo que el articulo 1134 del Código Civil francés (precepto muy similar a nuestro articulo 1545) no autoriza a los tribunales a revisar ni menos modificar lo pactado libremente por las partes al momento de celebrar el contrato, puesto que lo acordado es ley para los contratantes, lo que imposibilita a los tribunales a interferir, puesto que ellos no pueden modificar una ley a través de un dictamen judicial”12. En consecuencia, para la Corte de Casación francesa el principio de la autonomía de la voluntad es el que justifica el rechazo de la Teoría de la imprevisión. A pesar de esta conducta generalizada de la judicatura francesa, el Consejo de Estado francés, en su calidad de tribunal superior en lo contencioso administrativo, ha aceptado reiteradamente la teoría de la imprevisión argumentando que los contratos administrativos tienen por objeto el funcionamiento de un servicio publico de interés general lo que no ocurre con las vinculaciones que afectan solo a particulares, por lo que se justifica una readecuación del contrato a las circunstancias económicas, porque de lo contrario el servicio publico no podría funcionar normalmente.

5.5. Argentina

En América Latina, es el país en el cual más se ha desarrollado y considerado dentro de la legislación positiva en su código civil.13, incluso este fue el primer país en darle una consagracion legislativa en Sudamérica a través de la ley 17.711 del año 1968 que modifico el artículo 119814 del Código Civil argentino al leer el artículo, podemos inmediatamente determinar cuales son los requisitos de procedencia, y a la vez, cuales son los contratos a los cuales se les aplica esta teoría:

a. Debe existir un contrato de carácter bilateral conmutativo; unilateral oneroso y conmutativo, y en algunos supuestos los aleatorios, estableciendo ciertamente que la excesiva onerosidad producida no sea parte del riesgo del negocio.

b. Que al momento de solicitar la extinción de la obligación por medio de la imprevisión no se hayan cumplido los efectos del contrato.

c. Que no exista culpa ni mora del afectado

d. Que sobrevenga un acontecimiento extraordinario e imprevisible para ambas partes.

e. Que exista una onerosidad excesiva surgida del acontecimiento extraordinario e imprevisible, sin que de otro modo se haya podido lograr esta misma onerosidad.

f. Que exista una disminución patrimonial

g. No se requiere que el obligado ostente una imposibilidad para cumplir con la obligación, sino que es necesario que sólo experimente una dificultad para cumplir con la prestación.

La ley argentina es mucho más favorable para el deudor afectado que se ampara en la imprevisión que otras legislaciones al respecto, ya que no exige una total imposibilidad para cumplir con la prestación acordada, sino que solamente le basta una dificultad para con ella, la cual Interpretando a mi razón quedará a manos del tribunal determinarla para considerar su gravedad y que con ella no constituya un abuso del derecho.

Al decir que no se hayan efectuado los efectos del contrato da la posibilidad a los contratos de tracto sucesivo, los cuales siempre están pendientes de un plazo para ser cumplidos sus efectos, al igual que la normal italiana.

Al ampararse en la imprevisión el primer efecto que conlleva es que los posibles efectos del contrato se suspenden para con el afectado y que este puede pedir directamente la resolución del contrato, sin efecto retroactivo; sin embargo la otra parte podrá impedir la resolución de éste ofreciendo mejorar equitativamente los efectos del contrato, o sea, que exista una revisión consensual del contrato antes de que el juez intervenga directamente.

“Mas de 400 fallos se han dictado por tribunales argentinos, hasta 1980, referidos a la teoría de la imprevisión”15.











  1. Comentarios y conclusiones generales

La teoría de la imprevisión como hemos visto en este trabajo cuenta con aquellos que acuerdan con incluirla en nuestro ordenamiento positivo y aquellos detractores a esta idea, pero la generalidad de los autores esta de acuerdo en el propósito positivo para el sistema jurídico perseguido por aquellos que elaboraron la teoría de la imprevisión, destinada a remediar la injusticia, la inmoralidad y la inconveniencia beneficios exorbitantes. “Planiol y Ripert, por ejemplo dicen que es tan injusto e inmoral aprovecharse de las circunstancias futuras imprevisibles en el momento de celebrarse el contrato, como las de contemporáneas ignoradas por el otro contratante”16

Es de suma importancia determinar el mecanismo a través del cual se procederá a dar aplicación a la imprevisión en nuestro ordenamiento jurídico y sea reconocida por nuestros tribunales de justicia. Ya que hoy en día en nuestro ordenamiento jurídico no existe consagración legal de la teoría de la imprevisión y los tribunales han rechazado cualquier posibilidad de modificación de los contratos a manos de los jueces, pues estos consideran como limitación insalvable el principio de la fuerza obligatoria de los contratos conocido como “pacta sun servanda” (los pactos deben cumplirse) consagrado en nuestro Código Civil en el articulo 1545, aunque hay algunos autores que dicen que “no necesita para su aplicación en Chile el que se consagre en forma expresa en el código civil, por que los jueces pueden aplicarla interpretando adecuadamente las normas pertinentes del código civil. Y esta aplicación, fundamentalmente, puede hacerse siguiendo cuatro ordenes, distintos de argumentaciones; el primero de ellos basado en la causa tal cual esta consagrada en nuestro Código; el segundo, en la naturaleza del contrato bilateral oneroso y conmutativo que implica equivalencia en las prestaciones reciprocaras; el tercero el principio de la buena fe en la ejecución de los contratos y, por ultimo, la integración por la equidad”17.




Bibliografía

- ACUÑA Luis y NOVOA Gabriela, Cambio de Circunstancias del Contrato, memoria de grado, Universidad Católica de Temuco, 2004

-ABELIUK MANASEVICH, René, Las Obligaciones tomo II, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, Quinta Edición, 2008.

- BARBOSA Jeanet, La teoría de la imprevisión en el derecho civil colombiano, Publicado en 1992, Radar Ediciones, Santa fé de Bogotá, D.C

-CAPRILE, Bruno, La terminación del contrato, colección de textos de jurisprudencia, Editorial Universidad del Rosario, Colombia, 2007.

-DE LA MAZA, Lorenzo, La Teoría de la Imprevisión, Imprenta Chile, Memoria de Prueba, Universidad de Chile, Santiago, 1933.

- Dörr, Juan Carlos, Notas acerca de la teoría de la Imprevisión, Revista Chilena del Derecho, volumen 12.

- HALES, Jorge y FLORES, Carlos, La Teoría de la imprevisión y su incorporación en la legislación Chilena, Memoria de Prueba, Universidad Andres Bello, 1997

-LOPEZ, Carlos, Revisión de los contratos por circunstancias sobrevinientes, Librotecnia, 1ª edición, 2003.

- MEZA BARROS, Ramón, Manual de Derecho Civil, de las Obligaciones, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, Novena Edición, 1997.
|
This entry was posted on 22:14 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 comentarios:

On 11 de mayo de 2011, 15:56 , Maquillaje y Estética Tammystyle dijo...

Buenas tardes, hemos encontrado su Web en Google y nos gustaría proponerles un intercambio de enlace (texto). Nos beneficiaría a ambos, mejorando nuestra posición en todos los motores de búsqueda.

También aprovechamos para ofrecerle nuestros servicios como estudio creativo (diseño web, gráfico, impresión y vídeo).

Agradecemos su tiempo y disculpen las molestias.

Miguel Ángel R.C.
Responsable de marketing.
info@websmultimedia.com
Websmultimedia.com